Un poema a San José, Obrero.

Vivías del trabajo cotidiano, fuiste un trabajador, un simple obrero;¿tu fidelidad?: -“es José el carpintero”-,un humilde currante, un artesano.

La escucha.

Es una de las necesidades mas grande que el mundo anhela.

La Divina Misericordia.

Nuestro Padre es un Padre de misericordia. Esto confió y nos transmitió nuestra Madre Camila.

Nuestra Espiritualidad.

Nuestra Espiritualidad tiene los rasgos de la “limpia, hermosa y perfecta pobreza de Nazaret”